Tips para resolver el dilema: ¿Me defino la barba o la dejo natural?

¿Delineada o natural? Probablemente esta sea una de las preguntas que más te has hecho desde que tienes barba. Y si bien no hay una respuesta definitiva, ni una mejor opción, queremos dejarte algunos pro y contras para que los tengas en cuenta la próxima vez que esta interrogante llegue a invadir tu rutina de afeitado. Los pro de la barba delineada

1.- El más obvio: te hace lucir más prolijo. Y es que aunque una barba natural no sea sinónimo de descuido, el llevar una barba delineada demostrará que dedicas varias horas a la semana en su mantención, por ende te hará ver como una persona preocupada y constante.

2.-  Genera un rostro más anguloso y potencia tus facciones. Sobre todo si pensamos en el efecto visual que se crea en la línea de la mandíbula.

3.- Es la solución para aquellos que tienen la cara redonda, y  no les gusta. Te aportará ángulos y definición al rostro. Los contra de la barba delineada

1.- Muchas veces el delimitarla en exceso (con cortes precisos) hacen que que se vea forzada y antinatural.

2.- ¡Tiempo! Requiere mucha atención, lo que puede ser una desventaja para algunos. Especialmente los que se levantan atrasados por la mañana.

3.- Pro de la barba natural. Los pro de la barba natural

1.- La primera y más obvia, estarás siguiendo el ciclo natural de tu vello. 

2.- Sólo bastará que uses la máquina para quitar volumen y reduzcas el largo.

3.- Ahorrarás en cremas de afeitar.

4.- La puede usar cualquier hombre.

Los contra de la barba natural

1.- La llamada ‘gran desventaja’ es que para algunos te verás desarreglado, sobre todo si tu crecimiento es irregular y tus vellos son extremadamente incontrolables.

Y como siempre decimos, nosotros aconsejamos, tú eliges.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *