¡Que el invierno no te frene! Tips para andar en bicicleta esta temporada

24 JUN | 2021

Comenzó el invierno, y con este llega el frío, las lluvias, el piso resbaladizo, el viento helado y así, otras tantas dificultades que deben enfrentar quienes optan por salir a hacer deporte (sobre todo en horario AM). Con el fin de que no disminuya la actividad al aire libre, y que pases un invierno lo más seguro y abrigado posible sobre la bicicleta, desarrollamos una guía con algunos consejos que te permitirán seguir pedaleando.

1.- Recorda: ¡Siempre casco, y mantente visible! 

Estadísticamente en invierno es donde más accidentes viales se registran, por lo que debemos aumentar las medidas de precaución. Procura ir siempre con casco, y mantente visible con prendas que incluyan reflectantes. Usa luces delanteras y traseras (ya sea en el casco o en la bicicleta).

2.- ¿Qué me pongo?

Si decidís hacer deporte en invierno, además de una campera que te mantendrá abrigado, no podes olvidarte de usar una camiseta manga larga de algodón o de un tejido transpirable, ya que te va a permitir conservar el calor. Si hay mucha lluvia, ojalá puedas incluir un poncho impermeable y un cubre pantalones ¡No queremos que hagas deporte todo mojado!

Así como abrigar la espalda y el cuello es importante, no podes olvidar tu cabeza, ya que cerca del 30% del calor corporal es liberado por esta. Incluí un gorro que cubra tus oídos, y a esto súmale un buff térmico, que te permitirá mantener tu cuello, nariz y boca protegidas.

Proteger las partes más sensibles expuestas al frío, también es muy importante. Unos guantes o medias mas gruesas te evitarán pasarlo mal, y enfriarte. 

 3.-  Los ojos bien abiertos 

Estar siempre atento. Las posibilidades de caídas en días invernales aumentan. Si estás pedaleando con muchos ciclistas a tu alrededor, mantene distancia. Procura siempre tener buena visibilidad e intenta no usar anteojos en días de lluvia, y si lo haces que sean transparentes y con buena ventilación, ya que el cambio de temperatura de tu cuerpo con el frío los empañarán y te harán perder visibilidad.

4.-  Lento, pero seguro:

Si está lloviendo, conviene ir a una velocidad moderada, y nunca girar bruscamente. También debes tener cuidado a la hora de frenar, procura hacerlo de manera paulatina, para evitar que la rueda patine. Pone especial atención a las zonas con abundante agua, no sabes si abajo hay un pozo o algo resbaladizo.

Además, el realizar un pedaleo lento te permitirá ir calentando los músculos de manera progresiva, lo cual es muy beneficioso si consideramos que con las bajas temperaturas, nuestros músculos están un poco más rígidos que de costumbre, y nos podemos lesionar si comenzamos pedaleando a toda velocidad. 

5.- Chequea el asiento y manubrio

Probablemente te estés preguntando ¿Qué tiene que ver el asiento y el manubrio con el frío? La respuesta es: bastante. Si sales a pedalear y te enfrentas a pisos resbaladizos y con charcos de agua, es fundamental que tu sillín esté a un nivel que te permita tocar con ambos pies, de manera cómoda y fácil, el suelo ¡No querrás caerte! Por otro lado, elevar el manubrio, hasta conseguir una posición erguida, hará que la rueda delantera patine menos.

Y a esto, recorda chequear el tapabarros de tu bicicleta, y si no incluye, tendrás que sumarlo. Es una pieza fundamental que además de protegerte de salpicaduras y suciedad, mantendrá en mejor estado tu cadena, desviador y frenos.

6.- ¡Las ruedas!

En invierno, y producto de la lluvia, el piso está resbaladizo. Por lo cual el agarre de tus ruedas es fundamental. ¿En qué fijarte? Los neumáticos, además de contar con el aire suficiente (no mucha presión) y estar sin fugaz, deben poseer el dibujo en buenas condiciones, de tal forma que la adhesión al pavimento sea mejor, y nuestro paseo y/o ejercicio mucho más seguro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *