¡Esta es la cura para tu piel! Conocé los problemas de piel más comunes y sus soluciones

12 JUL | 2021

¡Los hombres también se cuidan! Cada día somos más quienes tomamos consciencia de la importancia de cuidar nuestra apariencia personal, y especialmente la piel. Poco a poco va quedando atrás la época del hombre con rostro seco, o exceso de puntos negros. Y es que si hace 15 años, nuestra rutina diaria se resumía en un lavado de cara con agua y jabón, y una loción para después de afeitar, hoy somos consumidores activos de productos cosméticos y buscamos una piel joven, luminosa y con la que podamos salir a la calle sintiéndonos seguros.

Pese a este avance, existen al menos 6 problemas, comunes, que enfrentamos los hombres con nuestra piel, y mejorar los hábitos alimenticios y usar los productos correctos podrían ayudar a solucionarlos ¿Quiéres saber más? Entonces sigue leyendo…

El principio de todo…

Antes de hablar de los problemas, es necesario precisar que la piel del hombre es distinta a la de la mujer, por lo cual requiere también cuidados específicos. ¿En qué se diferencian? La piel del hombre es aproximadamente un 25% más gruesa. Es más áspera, rugosa, y firme, por lo cual los signos de envejecimiento aparecen, generalmente, de forma tardía y brusca. 

Por otro lado, los poros de las glándulas sebáceas del hombre se encuentran más dilatados, lo que facilita que se obstruyan y formen puntos negros o espinillas. La secreción de las glándulas sudoríparas es mayor, lo que demanda mayor hidratación para evitar una piel seca.

¿Ves cómo van surgiendo problemas sólo por una cuestión biológica? Sigamos…

¡Identifica el problema, y aplica la solución!

1.- Piel seca

¡Que levante la mano el que ha tenido piel seca! Este, es sin duda uno de los problemas más frecuentes. Su causa más común, es la deshidratación, pero ojo que la mala alimentación, el consumo de alcohol o tabaco  y el estrés también son responsables.

¿Cómo sé si mi piel está seca? Una forma fácil y práctica, es pellizcando ligeramente la piel de cualquier zona de tu cara. Si esta no regresa rápidamente a su lugar, está deshidratada, lo que si bien es solucionable y no del todo peligroso, ¡Aumenta la posibilidad de tener arrugas! 

Parece obvio, pero aumentar el consumo de agua es de gran ayuda. Ahora, si de productos se trata, debes incluir en tu rutina diaria cremas con compuestos capaces de retener agua/humedad. Por ejemplo, una buena opción es optar por aquellas que tengan ácido hialurónico o vitamina C. 

Otra solución es poner más atención en tu alimentación. ¡Adiós alcohol, tabaco, sal y comidas grasas! Pero así como te despedís de algunos, debés comenzar a incluir aquellos que tengan nutrientes como el calcio (ayuda a hidratar y proteger la piel), manganeso y la vitamina C (hidratan, tonifican y devuelven un buen aspecto a la piel).

2.- Piel estresada

¿Sabías que los hombres nos afeitamos, en promedio, unas 16.000 veces a lo largo de su vida? Es decir, nuestra piel, y específicamente la de la cara es sometida a un constante estrés. Y es que este proceso tan cotidiano e inofensivo elimina la capa más externa de las células de la piel, provocando que ésta se vuelva más sensible y quede más expuesta a los factores externos ¡A esto sumale esos cortes casuales y los tantos pelos enquistados!

¿La solución? Tranquilo, no es que dejes de afeitarte, pero sí que lubriques bien la piel antes y además, que optes por una loción que no sea astringente (ya que podrían irritarte, sobre todo si tienen alcohol) e hidrate la piel. Te recomendamos usar el Shave Oil – Aceite para afeitar de Sir Fausto.

3.- Piel Grasa 

¿Tu piel brilla? ¿Al tocarla la sientes húmeda? ¿Tus poros están muy dilatados? Si tus respuestas fueron afirmativas, es momento de que sepas que puedes estar sufriendo de piel grasa.

Si bien sus causas son múltiples (factores hormonales, genética e incluso higiene), debemos considerar que la hormona masculina, conocida como la testosterona, es la responsable de la sobreproducción de sebo en la piel y de la aparición de granitos en los hombres. De ahí que algo propio de la piel del hombre sea el exceso de sebo.

Una forma de combatir este problema es limpiando muy bien el rostro con jabones desengrasantes o seborreguladores, al menos dos veces al día.  Además recuerda usar tónicos astringentes, ya que pueden ayudarte a disminuir el exceso de grasa en tu piel. Por último, aunque tu piel sea grasa, no debes olvidar su hidratación y  para eso debes buscar un buen humectante (te recomendamos sérums en vez de cremas) Y por último ¡No pases todos el día tocándote la cara! 

4.- Poros abiertos y puntos negros 

¡Ya te adelantamos algo! Y es que por su carácter graso, la piel del hombre tiene más glándulas sebáceas que las de la mujer sus poros son más grandes, y propensos a llenarse de suciedad y por ende, a que surjan esos granitos que poco nos gustan.

Son muy fáciles de identificar, y como dice su nombre son puntos negros que con frecuencia encuentras en tu zona T (frente, nariz y mentón).

El mercado está lleno de productos para solucionar este problema. Pero lo básico es que para prevenirlos limpies tu cara antes de dormir y tengas un control del consumo de grasa en tu dieta. Ahora si ya los tienes, te recomendamos utilizar un limpiador con ácido salicílico, optar por cremas para piel grasa, y aplicar un exfoliante facial una o dos veces por semana.

PD: yo que tú, agregaría en mi rutina el Agua Micelar Detox Sir Fausto y la Máscara Facial Purificante.

5.- Acné 

¡Tal vez, el mayor de los problemas! El acné es una enfermedad infecciosa que tiene múltiples causas, siendo la principal la acumulación de grasa en un folículo que se inflama e infecta. Aunque está relacionado con la pubertad y la adolescencia, se estima que el 3 % de los hombres sufre acné en la edad adulta. 

Pueden influir en su aparición factores como el estrés, el uso inadecuado de cosméticos y la manipulación de las lesiones. ¿Cómo identificarlo? Predominan los granos rojos profundos y en ocasiones dolorosos, y aparecen fundamentalmente en el tercio inferior de la cara (zona de mandíbulas y mentón).

Si estás sufriendo esto, lo ideal es que puedas consultar con un dermatólogo, ya que es el profesional capacitado para realizar un tratamiento. Pero si aún no podes ir, y buscas una solución, te recomendamos usar productos con ácido salicílico y retinoides. También, debes preocuparte de exfoliar la piel de forma frecuente, ya que según los expertos esto ayuda a renovar la piel y abrir los poros obstruidos.

6.- Manchas

¿Notaste pequeñas zonas de tu piel con un color más oscuro que el resto? Manchas… La principal causa de su aparición es la exposición al sol. Se conoce como hiperpigmentación ocurre cuando existe una sobreproducción de melanina en ciertos lugares de la piel. Suelen aparecer en zonas como la nariz, mejillas, frente, labio superior, la barbilla y las manos (o en todos aquellos lugares que estén expuestos a los rayos uv).

Existen tratamientos como el láser despigmentante o los peeling, pero lo cierto es que también podes atenuarlas y corregir color con cremas que contengan ingredientes como el ácido kójico, fítico, láctico o tranexámico. 

¡A tener en cuenta!

Hay que tener en cuenta que existen acciones básicas para mantener la salud de la piel. La recomendación es lavar dos o tres veces al día la cara, realizar al menos dos veces a la semana una exfoliación que te permitirá eliminar las células muertas. Preocuparse siempre de la hidratación, y lo más importante utilizar un fotoprotector diariamente.

¡Por último, recordá que este artículo es informativo, y que si estos problemas persisten, siempre será recomendable consultar con un especialista!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *