¿Cómo combatir el picor de la barba?

Muchos hombres desisten y no se dejan crecer el vello facial por una razón: la picazón. ¿Te pasó lo mismo? ¿Sigues con el picor? Te contamos algunos consejos que pueden liberarte para siempre de esta molestia en la barba.

Primero que todo es bueno señalar que en la mayoría de los casos el picor en la barba desaparece cuando el vello ha alcanzado cierta longitud, así que si estás recién dejándote crecer la barba el consejo es paciencia (por al menos dos semanas) y aplicar algún aceite que te mantenga la zona hidratada. Ahora si eres de los hombres a los que el picor no les abandonó después de pasar la fase inicial, atento a estos 5 puntos.

1. Limpiar, limpiar y limpiar tu barba

Hace unos días te lo contamos, existen estudios que señalan que en la barba pueden llegar a encontrarse la misma cantidad de bacterias que un inodoro. Y es que la barba está expuesta a contaminarse con el aire, polvo, suciedad que existen en el ambiente, así como también a restos de comida, tabaco, líquidos, entre otros, que hacen que ésta se ensucie, por eso lavarla diariamente con agua y shampoo, resulta obligatorio. Con esto eliminas las células muertas que se quedan en tu barba, generando esa irritación y picazón tan molesto.

Para una correcta limpieza te sugerimos productos especiales para la barba, ya que suelen ser menos agresivos que uno para pelo normal. En Sir Fausto encontrarás el shampoo perfecto.

2.- Hidrata la piel 

La mayoría de las veces, cuando te pica la barba, significa una sola cosa: falta de  hidratación. Para esto te recomendamos utilizar algún aceite especial que además de darle vida y brillo a tu barba, cuide la piel seca debajo del vello. El aceite esencial Sir Fausto, está formulado para mantener el vello facial suave e hidratado ¡Te lo recomendamos!

3.- Cambia tus viejas navajas

Además de que al usar navajas gastadas ejercerás mayor presión e irritarás la piel, también podrían causar vellos encarnados e incluso quemaduras por afeitado. Todos factores que generarán picazón.

4.- Siempre seca tu barba

El exceso de agua o un mal secado pueden debilitar los folículos pilosos y afectar su crecimiento. Por eso, siempre seca tu barba suavemente con una toalla, también los expertos recomiendan utilizar por unos minutos un secador a temperatura media.

5.- Cepíllate la barba

Por último, pero no menos importante: el cepillado. Con esto lograrás que se distribuya bien el aceite o bálsamo que has aplicado. Además te permitirá quedar realmente ordenado y listo para comenzar tu rutina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *