3 hábitos que puedes incorporar a tu rutina diaria para eliminar la caspa de tu barba

Ya te hemos contado en reiteradas ocasiones que tener barba requiere ciertos cuidados. Uno de los más importantes es, sin duda, la hidratación. Y es que muchas veces nos preocupamos de ver crecer nuestra frondosa barba, y olvidamos la piel que está debajo. Un grave error, porque los vellos crean una barrera contra la correcta higiene facial, esa que mantiene la piel nutrida y suave, lo que a su vez genera descamación y la aparición de la tan molesta caspa.

Por eso si tienes barba vas a tener que hacer algunos cambios que te ayudarán a prevenir la caspa y fortalecer la piel. Acá te dejamos 3 hábitos que puedes incorporar a tu rutina diaria 

1. Exfolia con un cepillo para barbas

¡Que este sea tu primer paso en tu rutina de cuidado! Tras despertar, y de forma diaria, procura exfoliar la zona de la barba. Para esta tarea lo ideal es utilizar un cepillo con el cual debes peinar y desenredar tus vellos. Con esto, estarás sacando la caspa a la superficie, y exfoliando la piel poco a poco.

2. Lava con un limpiador de ácido láctico

El ácido láctico ayuda a tratar la piel seca, por lo cual procura tras el cepillado utilizar un limpiador que lo tenga. De esta forma estarás realizando una especie de segunda exfoliación con la cual estarás disolviendo la piel muerta que quedó en la superficie de tu barba tras el cepillado. Luego de aplicarte el limpiador, puedes ducharte de manera cotidiana.

3. Luego de la ducha: hidrata con un aceite para barbas

Si bien la crema siempre será una opción, lo cierto es que difícil llegar con una de estas a la piel que hay debajo de la barba. Por eso, y con el mismo cepillo, te aconsejamos aplicar un aceite, ya que estos son lo bastante ligero como para traspasar el pelo y llegar a la piel, fortaleciéndola y previniendo futura caspa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *